Turismo en China, el gran gigante asiático - Panavisión Tours

Turismo en China

Italia

Turismo en China, el gran gigante asiático

Conozca los principales lugares de China y viva una experiencia única

El gigante asiático, la nueva gran potencia mundial, el país más poblado del mundo y un largo etcétera de apelativos se ha ganado China. Hacer turismo en China le llevará a conocer los principales lugares del país y la cultura milenaria que albergan.

La primera parada cuando haga turismo en China será su capital, Pekín –o Beijing-, centro administrativo y una de las ciudades con más historia del país. Todo en la ciudad le dejará ver la grandeza de este gigante asiático: sus inmensas calles y avenidas, los jardines, monumentos. Entre los lugares que no podrá dejar de visitar en la ciudad se encuentran algunos de las muestras del poderío de las dinastías Ming y Qing, como la Ciudad Prohibida o el Palacio de Verano. Pero no son las únicas joyas que guarda la ciudad, donde no se puede perder la histórica plaza de Tian an Men. Y, desde luego, aproveche la oportunidad para visitar la Gran Muralla, una de las grandes obras de ingeniería de la humanidad.

Otro de los lugares de China que no puede dejar de visitar por su gran contenido histórico y artístico es Xi’an. En esta localidad amurallada, que fue cuna del desarrollo de la cultura china, se encuentra uno de los monumentos del país: la Tumba del Primer Emperador o los guerreros de Terracota, como se les conoce. Además, visite la Gran Mezquita y el zoco, que contrastan con las arraigadas costumbres chinas que aún perviven la ciudad.

Seguir parte de la ruta de la seda puede ser otra de las opciones para realizar turismo en China. Será, sin duda una aventura, sintiéndose como los antiguos mercaderes que, con sus multitudinarias caravanas, recorrían medio mundo para comerciar con la seda. Esta ruta le llevará a conocer ciudades tan sorprendentes como Dunhuang, Turpan o Urumqi, entre otras.


Otro de los lugares de China que no puede dejar de visitar es Guilin, más conocida como la Perla de Oriente. Y no es para menos, ya que su ubicación, en una zona de piedra caliza que se ha formado durante más de 300 millones de años, le da encanto único. Conozca todos sus rincones y espirituales que esconde y no pierda la ocasión de realizar un crucero por el río Li, que le trasladará hasta escenarios bucólicos: verdes colinas, arrozales infinitos, pintorescas aldeas y mucho más.


La ciudad de Suzhou le permitirá conocer un poco más los orígenes de la cultura china, ya que se trata de una de las ciudades más antiguas de la cuenca de Yangzu. Su belleza ha servido de inspiración a pintores, escultores y poetas durante más de 2.500 años. Y, sobre todo, sus jardines, que forman parte del listado de la UNESCO de Patrimonio de la Humanidad.


Hacer turismo en China no sería una experiencia completa si no se visita Shanghái, el centro financiero y comercial del gigante asiático. Situada en la desembocadura del río Yangtzé, se la conoce como la “Puerta de China", y ha sido la locomotora del desarrollo del país. A pesar de que cuenta con uno de los skylines más impresionantes por sus grandes rascacielos, la ciudad sigue conservando monumentos y construcciones de los siglos pasados que le ayudarán a conocer mejor esta cultura asiática.


Hangzhou es otro de los lugares de China que deberá descubrir. Se trata de una de las ciudades más elegantes y lindas de China y eso se hace notas en sus edificios y sus paisajes que parecen sacados de una pintura.


Su recorrido por el gigante asiático deberá continuar hasta Guanzhou o Cantón –como se le conoce en castellano-. Es una ciudad moderna que mantiene vivas tradiciones milenarias. Y acérquese a Hong Kong, una isla que le sorprenderá a cada paso.


Si aún se ha quedado con ganas de conocer más, puede continuar su tour por China visitando dos ciudades de clara influencia del país asiático pero con una identidad propia: Lhasa y Hong Kong. La capital del Tíbet, Lhasa, esconde un impresionante pasado. Es digno de ver el Palacio de Potala, residencia del Dalai-Lama y centro de peregrinación de budistas de todo el mundo. No se olvide de visitar las decenas de templos que encontrará en sus calles. Y, si quiere ver más de la región del Tíbet, opte por visitar las localidades de Shigatse, Tsedang y Gyantse.


Por su parte, Hong Kong no dejará de sorprenderle. La isla, que ha gozado de cierta independencia, es hoy el reflejo de la modernidad que ha experimentado el país. Pero, además, sus rascacielos conviven con edificios históricos, iglesias, jardines y parques que harán sus delicias.


Y, si quiere vivir una experiencia inolvidable en China, puede optar por realizar un crucero fluvial por el Yangtzé, el tercer río más largo del mundo y que recorre el país. Disfrute de paisajes sin igual a bordo de un crucero de lujo y conozca algunas de las ciudades más importantes de China.