Circuitos por Europa, Canadá, USA, China, Oriente Medio y Cruceros Fluviales - Panavision Tours

Escapadas de Semana Santa

Escapadas de Semana Santa

Para muchos, la Semana Santa es una época de recogimiento, y en la que afloran muchas emociones reflejadas en las tradiciones de nuestra geografía. Sin embargo, se trata también de una oportunidad única para aparcar el trabajo y las preocupaciones, y para descubrir nuevos y asombrosos destinos que te enamorarán.

Tanto si deseas hacer turismo religioso como si te apetece desconectar y disfrutar de paisajes y atracciones únicas en cualquier parte del mundo, tenemos las ofertas de vacaciones que estabas esperando. Con nuestros circuitos por Europa y Asia y nuestros viajes chollos de última hora, esta Semana Santa ya no tienes excusa para quedarte en casa.

¿Aún tienes dudas? En ese caso, te traemos magníficas propuestas que te animarán a hacer la maleta. Después de consultarlas, te costará decidirte por una sola. ¿Aceptas el reto?

Un viaje a Roma para recordar

¿Se te ocurre un momento mejor para visitar Roma? Además de ser una de las urbes más espectaculares del sur de Europa, la Ciudad Eterna es también la capital de la cristiandad. De ahí que sus principales reclamos sean el escenario de impresionantes procesiones y actos litúrgicos, algunos de los cuales están oficiados por el papa Francisco I.

En cualquier caso, seas creyente o no, en la ciudad de La Dolce Vita te aguardan un sinfín de monumentos que acentúan la grandeza del principal centro de peregrinación para los católicos de todo el mundo. En este sentido, cabe referirse a los rincones que configuran El Vaticano, el Estado más pequeño del mundo, cuyos incontables tesoros artísticos te dejarán sin palabras. Desde los inenarrables frescos de la Capilla Sixtina hasta el vasto patrimonio de los Museos Vaticanos, pasando por la basílica de San Pedro del Vaticano, este microestado de apenas 1.000 habitantes y 0,4 km2 te dejará sin palabras.

No obstante, Roma cuenta con otras muchas muestras de arquitectura religiosa, como la bella iglesia románica de Santa María en Cosmedin, dotada de un esbelto campanario, o Santa María la Mayor, una de las construcciones barrocas más remarcables.

En el ámbito de la arquitectura civil, no hay que olvidar el magnífico Coliseo, obra cumbre de la arquitectura civil de la Antigüedad; las ruinas del foro romano, la singular pirámide de Cayo Cestio, el Panteón de Agripa, el Castel Sant’Angelo, las catacumbas o las termas de Caracalla. ¿Estás preparado/a para este torrente de sensaciones?

De todos modos, un viaje a Italia ofrece mucho más que la magia de Roma. Recorriendo el Bel Paese, podrás impregnarte de la atmósfera medieval que aún domina la hermosa ciudad Siena, admirar el esplendor renacentista de Florencia y Pisa, en la Toscana; volverte a enamorar de tu pareja en la idílica Venecia o recorrer las islas de Cerdeña —ideal para disfrutar de la playa— y Sicilia a tu aire.

Viajar a Polonia y otros países de Europa del Este

Otro de los grandes clásicos de los viajes religiosos es Europa oriental. De hecho, hacer turismo en Polonia es una oportunidad perfecta para conocer uno de los países que han hecho del catolicismo su principal seña de identidad, acentuada tras la elección como Sumo Pontífice del desaparecido Juan Pablo II.

Recorriendo la geografía polaca, podrás disfrutar de ciudades tan evocadoras como Cracovia, o revivir uno de los capítulos más aciagos de la Segunda Guerra Mundial en el campo de concentración de Auschwitz y en la capital, Varsovia, cuyo centro histórico fue declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1980.

Asimismo, el este de Europa también despliega otros reclamos no menos interesantes, como Rumanía, donde la belleza de los monasterios de Bucovina y sus pueblos medievales te cautivará. Por supuesto, también visitarás el castillo de Brand, entre cuyas paredes durmió —al menos, una noche— el príncipe valaco Vlad Tepes, el verdadero conde Drácula.

Otro tanto podría decirse de Bulgaria, otro lugar que también descuella por sus recintos monásticos.

Un viaje a Tierra Santa único

De todos modos, si dispones de varios días de vacaciones y tienes ganas de conocer Oriente Próximo, viajar a Israel puede ser un acierto seguro. Allí te espera la ciudad santa de Jerusalén, un lugar de peregrinación obligado para cristianos, judíos y musulmanes, así como otros lugares bíblicos claves en la historia de Jesús, como Belén o Nazaret, donde pasó su infancia, el lago Tiberíades o el mar Muerto, e punto más bajo de la Tierra (se halla a 430 m bajo el nivel del mar).

Ahora bien, éste no es el único país del que se hacen eco las Sagradas Escrituras. De hecho, la historia de José y Moisés nos traslada a África y, en concreto, a la península del Sinaí, lugar que podrás conocer durante un inolvidable viaje a Egipto. Por supuesto, no dejes de contemplar durante el mismo los imponentes templos de Asuán, Karnak y Luxor, el valle de los Reyes o las pirámides de Giza, alojándote en los mejores hoteles o haciendo un crucero por el Nilo.

Asimismo, la huella de San Pablo también nos lleva hasta las soberbias ruinas de Éfeso, que podrás admirar con nuestros circuitos por Turquía. Además, muy cerca de las mismas, se alza lo que queda del templo de Artemisa, una de las Siete Maravillas de la Antigüedad.

Otros destinos para Semana Santa

Sea como fuere, no hay que perder de vista que la Semana Santa es también un momento idóneo para pasar unos días en las grandes capitales europeas, como Londres. Desde el archiconocido Big Ben hasta el Palacio de Buckingham, la torre de Londres o la abadía de Westminster, pasando por los mercadillos de Candem, la capital inglesa te regalará momentos irrepetibles.

Y qué decir de París, la Ciudad de la Luz. Eternamente vigilada por la silueta inconfundible de la torre Eiffel, la principal ciudad de Francia te conquistará con alicientes como la catedral de Notre Dame, espoleta de la fecunda imaginación de Victor Hugo, el Museo del Louvre, depositario de la enigmática sonrisa de la Gioconda, o el bohemio barrio de Montmartre, cuyos cafés, salas de fiesta y noches interminables inmortalizaron artistas de la talla de Toulouse Lautrec. Además, París es el complemento perfecto si quieres apurar la temporada de esquí en los Alpes Franceses.

O si lo prefieres, también puedes hacer un viaje a Ámsterdam, la capital de Holanda. De hecho, en esta época del año, el cultivo nacional por antonomasia, los tulipanes, lucen mejor que nunca.

Descubre éstos y otros enclaves de leyenda con tu escapada de Semana Santa. Nuestros chollos lo incluyen todo: tu habitación de hotel, los vuelos, los traslados… ¿Te lo vas a perder?